Sin categoría

Fair Play, qué es y qué significa

fair play

Fair Play, argentinizado como “ferpley” es el nombre en ingles del “juego limpio”. Esta expresión de utiliza en contextos deportivos. Al igual que la expresión muchas de las actividades deportivas como las conocemos hoy son inglesas. Por ejemplo, golf, fútbol, rugby, criquet, bádminton.

Fair play un concepto vigente.

Si practicamos un deporte, cualquiera sea, hay una doble intención: pasarla bien y ganar. Son recreativos y competitivos a a vez. La afinidad a triunfar es común a cualquier deporte. Esto no implica que deba hacerse a cualquier coste. El valor se impone al ganar sin trampas y jugando limpio. Esto es practicar el fair play.

Cada deporte posee un reglamento que debe ser respetado. Este enmarca la práctica del mismo. hecha la ley, hecha la trampa, siempre hay alguna estrategia. Sabemos que existen formas no violentas que no son del todo transparentes. Aprovechar las espaldas del árbitro, hacer tiempo cuando el resultado es favorable, provocar al contrincante, etc. Para muchas personas estas tácticas que caben las áreas grises, son válidas ya que no están prohibidas. Sin embargo, para otros estos trucos son ilegítimos, porque se contradicen con el espíritu deportivo con el que fueron hechas las normas. Las buenas intenciones deben predominar en cualquier competencia o torneo. Se debe respetar al adversario, al árbitro y al público. Esto es el elemento fundamental del fair play.

Planteos

Cuando se usa la expresión fair play es traída a colación se refiere, al respeto. Siempre y sin excepción significa ue la victoria honrosa debe lograrse desde la base del respeto. En cambio, le quita dignidad cualquier trampa o juego sucio ya que no es tan merecida.

Geográficamente varía el nivel de exigencia. Por ejemplo, es propio de países anglosajones, que las trampas no sean bien valoradas. Si en futbol, un delantero se tira en el área para que cobren penal, esto no se festeja. Es infrecuente. Sin embargo en otras culturas es tomado como parte picaresca del deporte.

El fair play de los anglosajones conecta con la figura del gentleman. Representa al caballero que realiza un deporte pero quiere practicarlo con nobleza. En contraposición, la defensa del “juego sucio” forma parte de una mentalidad y de una manera de concebir el deporte. Los partidarios de este último, no dicen directamente que prefieren hacer trampa o que se manejan con las áreas grises. Pues se trata de algo más indirecto y sutil que se instaura en la cultura en la cual se juega. En otros términos, el juego sucio es más una cuestión de actitud que de palabras. En cualquier caso, es una forma de alterar la competición y de romper la igualdad de los contrincantes.

Podés leer todas las noticias de deportes ingresando a: Prensa Libre Online

 

Te recomendamos otra nota: Tarjeta Roja